Las millones de páginas blogs que existen en el mundo se han convertido en una fuente alternativa de información en la que el cibernauta se entera del “color”, el detalle, lo que se dice tras bambalinas y hasta la opinión de un hecho noticioso visto por el individuo común.

Los lectores de noticias empiezan a encontrar fuentes de información alternativas, distintas de las páginas web de los diarios o los medios electrónicos, y estos son los blogs”, aseguró Gonzalo Alonso, director general para América Latina de Google, que realizó un seminario en la Ciudad de México. El número de blogs en el mundo sumaba a mediados de 2006 48 millones, cifra que se podría duplicar cada seis meses, según el libro ‘La revolución de los blogs’, del experto en informática español José Luis Orihuela.

Al explicar el espectacular grado de penetración de internet, Adriana Noreña, otra experta de Google, explica que a este medio le tomó tres años llegar a los 50 millones de usuarios en Estados Unidos. En contraste, aunque considerando el hecho de que son épocas de desarrollo distintas, Noreña precisó que a la radio le tomó en Estados Unidos 31 años para llegar a los 50 millones de usuarios, siete años a la televisión y seis a los sistemas de cable.

“Esto no significa que los medios formales vayan a perder espacios ante los blogs, sino que han entrado en un proceso en el que ambas fuentes de información se complementan”, añadió por su lado Gonzalo Alonso, al precisar que los principales consumidores de esta información son los estudiantes.

“La información digamos dura, el hecho, como por ejemplo que derribaron las Torres Gemelas de Nueva York, la voy a leer en la página web de un diario, pero el color, los detalles, lo que sintió o la opinión de la gente común la voy a leer de un tipo que tal vez estaba parado en la esquina y tiene su blog”, añadió.

Alonso reconoce que, a diferencia de los medios informativos formales, los blogs no están sometidos a control alguno, pueden caer en excesos, tergiversar historias, pero al lector es al que le corresponde determinar hasta dónde cree lo que se publica en los blogs. “Es lo mismo que ocurre por ejemplo en la calle. Pensemos que un tipo sale a y se pone a gritar cosas contra un presidente, la gente que pasa sabrá si lo sigue o no. Lo mismo es en los blogs, cualquiera puede decir que es el Hombre Araña, los que lo leen deciden si le creen o no”, explicó.

Algunos diarios, como es el caso del diario español El País, añadió Alonso, se han dado cuenta de la importancia que han cobrado los blogs y en lugar de combatirlos los presentan como un complemento de la información tradicional. “El que algunos diarios presenten en sus páginas web los mejores blogs en términos de periodismo, contribuye a que los ‘bloggeros’ hagan un trabajo mejor, más responsable, cada vez más profesional para así ser más leídos”, dijo.

Share/Save/Bookmark


Tags:

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!